Breve crónica de la VII feria andaluza.

Asistentes refugiados durante la tormenta.

La Asociación Cultural Amigos de Vicién celebró el pasado sábado su VII Feria de Andalucía con una extraordinaria respuesta por parte de vecinos, amigos y visitantes de los pueblos cercanos y de la capital. La feria, que fue posible gracias a la colaboración de un nutrido grupo de socios, arrancó a la una y media de al mediodía con la apertura de carpas y la primera actuación programada, el grupo Carpe Noctem, que un año más logró con sus canciones amenizar la jornada a locales y foranos. Llegada la tarde la segunda sesión del grupo oscense se vio interrumpida por una fuerte pedregada, que si bien obligó a mover las actuaciones al salón social, no destiño el buen ambiente de un público que aguantó heroicamente las inclemencias del tiempo. Entre calamares, pescaítos… y grandes cantidades de rebujito y buen humor llegó la actuación de Ismael Ramirez, que puso un excelente broche final a una feria en la que hubo tiempo para todo y en la que no faltaron sorteos y bingos varios.

Momento de la pedregada

Los socios de la Asociación Cultural Amigos de Vicién tienen a su disposición una galería con las imágenes de la jornada